Según el Presidente la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, Doctor Robinson Cuadros: “la soledad en este grupo poblacional conlleva a la búsqueda de afecto, escucha y compasión, que se traduce en la visita frecuente al psicólogo en busca de tener alguien con quien hablar, o, menos conocido pero no menos real, en que algunas mujeres mayores opten por contratar servicios de muchachos que les brinden asistencia o les sirvan de compañía sentimental. Entre los hombres mayores, la situación no es muy diferente, y por ello la incidencia y prevalencia de ETS (enfermedades de transmisión sexual) en personas mayores de 60 años que va en ascenso”.

De la soledad se deriva la aparición o el aumento de fenómenos sociológicos y psicológicos como la depresión, la cual, según los resultados preliminares de la encuesta SABE COLOMBIA, alcanza el 40.5% entre las personas mayores; así mismo, arroja que en mayores de 60 años con menos de un SMMLV, el 11.7% han tomado alcohol en el último mes, y en los que ganan más de 4 SMMLV el consumo de alcohol asciende a un 30,9%”.

A estos fenómenos se suman situaciones de abuso, maltrato y chantaje que terminan sumando violencia a la ya pesada soledad. “Frente a estas realidades invisibles lo más preocupante es que las personas mayores en el Distrito, al igual que en el País, no tienen un sitio de referencia gubernamental (por ejemplo, un Instituto o Centro) al cual acudir en busca de apoyo, orientación o defensa, ni tampoco de guías metodológicas para identificar esta problemática”, comenta la Concejal Gloria Díaz del Partido Conservador.

Por otra parte, la Cabildante, afirma que “Como sociedad debemos replantearnos el lugar y el papel que le estamos dando a nuestros mayores. Disminuir los índices de soledad de nuestros abuelos significa implementar mecanismos que permitan operar la inclusión social; generar espacios, tales como la Universidad para persona mayor y de trabajo decente adecuado a sus capacidades, que les permita albergar sentimientos de utilidad y desarrollo humano. Crear mecanismos especiales para fortalecer sus redes sociales, lo cual incluye pensar y adecuar a Bogotá como una ciudad amigable con las personas mayores. Estas acciones permitirán que las personas mayores se mantengan útiles y productivas en la vejez, generando un gran impacto en su salud.»

Está en nuestras manos trabajar por nuestro proceso de envejecimiento, en corresponsabilidad con los demás, de tal manera que Bogotá sea una ciudad en la que vivir la vejez sea motivo de alegría, compañía y tranquilidad y no de tristeza, soledad y abandono”.

El 18% de las personas mayores tiene, al menos, una limitación permanente y el 66% padecen una enfermedad crónica que les dificulta o impide el normal desarrollo de la dimensión relacional. El maltrato y la violencia hacia personas mayores, según reportes del Instituto de Medicina Legal 2015 (Forensis), son ejercidas en su mayoría por sus hijos. Integración Social reportaba, en el 2014, que 231 personas mayores de 60 años fueron abandonadas en los hospitales; mientras otras tantas fueron abandonadas en parques y calles acarreando que, cerca del 10%, terminaran como habitantes de calle o viviendo en condiciones de indigencia.

La Concejal  Conservadora,  insiste en  la necesidad de implementar acciones en materia tributaria,  alivios para el adulto mayor en el impuesto predial; como también en alternativas de ingresos para los cuidadores, como el TELETRABAJO.

Por otra parte, la cabildante comenta: “Se debe hacer  énfasis en el seguimiento a la aplicación del artículo 233 del Código Penal que establece la pena privativa de la libertad  en caso de inasistencia alimentaria, que se extiende a  los hijos que incumplan con la obligación de cuidado y manutención de los padres, lo anterior especialmente en los casos de abandono que registra el Distrito Capital, ya sea en la red pública hospitalaria, como en aquellos casos en donde rescata a los habitantes de calle, adultos mayores, y que puede identificar a los familiares acorde con el cotejo que se debe hacer con la Registraduría Nacional

  • Colombia, siendo el quinto país más longevo del mundo, es un país con cinco millones de personas mayores de 60 años en el que unas regiones y ciudades envejecen más rápido que otras.
  • Actualmente existen en Bogotá un poco más de un millón de personas mayores de 60 años y, como grupo poblacional, es el de mayor crecimiento en la capital.
  • De acuerdo con la encuesta SABE Bogotá, casi el 11% de las personas mayores de 60 años viven solas y el 40,1% con parientes diferentes a sus hijos.

Para mas información acerca de mi gestión administrativa clic aquí